14 nov. 2010

Under Pressure


El cuerpo humano es un sistema altamente presurizado. La presión sanguínea mide la fuerza de la sangre que circula por las arterias. Es importante mantener esa presión regulada. La presión baja o inadecuada puede causar debilidad o fallas. Pero es cuando la presión es muy alta cuando los verdaderos problemas ocurren. Si la presión continua incrementandose, un seguimiento mas cercano es necesario porque la presion alta es el mejor indicador de que algo está terriblemente mal.
Cada sistema presurizado necesita una válvula de escape, tiene que haber una manera de reducir el estrés, la tensión, antes de que se cnvierta en algo demasiado grande para soportar. Tiene que haber una manera de encontrar la tranquilidad porque si la presión no encuentra su válvula de escape, creará una ella misma. Va a explotar. Es la presión que nos ponemos nosotros mismos la que cuesta más soportar. La presión para ser mejores de lo que somos, la presión para ser mejores de lo que pensamos que podemos ser. Esa presión es la que nunca cede. Solo sigue y sigue creciendo y presionando.

No hay comentarios.: